¡Disfruta la vida al máximo!
Nosotros nos encargamos

Soy un(a)

orange_check_circle.svg

Sugar Daddy

orange_check_circle.svg

Sugar Babe

MySugardaddy.eu

¡Disfruta la vida al máximo!
Nosotros nos encargamos

Soy un(a)

orange_check_circle.svg

Sugar Daddy

orange_check_circle.svg

Sugar Babe

MySugardaddy.eu
lacurata.jpg
elespanol.jpg
24horas.jpg
telediario.jpg
diariodeibiza.jpg
biobiochile.jpg
Jimena M. (Santiago)

» Me gusta poder encontrar personas con las que tenemos mucho en común «

Jimena M.
(Santiago)

Jorge F. (Valdivia)

» Tanta diversión y pasión no había vivido nunca en mis relaciones anteriores «

Jorge F.
(Valdivia)

Pablo F. (Rancagua)

» Me alegro que ya esté disponible en Chile «

Pablo F.
(Rancagua)

My Sugar Daddy

My Sugar Daddy es el sitio principal en línea de relaciones "Sugar".
Es decir, se especializa en unir Sugar Daddies con Sugar Babies.
Esta aplicación está creciendo rápidamente en todas las partes del mundo.
¡Ahora también está disponible en Chile! Una comunidad para hombres exitosos y mujeres bellas.

My Sugar Daddy: ¡Exclusivo con clase!

Esta comunidad está fuera de lo común y corriente. Es un sitio
excepcional con estándares altos. Aquí es donde se reúnen caballeros
y damas jóvenes. Si quieres tener un estilo de vida fenomenal y formar parte
de un grupo de gente extraordinaria, tienes que ser parte de nuestra comunidad en "My Sugar Daddy".

My Sugar Daddy: ¡Una aplicación pionera!

My Sugar Daddy ha diseñado un sistema operativo único. Los miembros de nuestra
comunidad pueden entrar en contacto con otras personas de manera simple y eficaz.
Además, incorporamos un sistema de desbloqueos para así poder destacar el interés
mutuo y facilitar el primer contacto. ¡Pruébalo ya, regístrate gratis y sin compromisos!

No te quedes fuera de la comunidad MySugardaddy, ¡regístrate ahora!
Tu equipo de My Sugar Daddy

sugar baby conoce a su sugar daddy

Una amiga mía, la cual tiene una relación clásica estándar con su novio, me tiró el celular en la cara para provocarme. Esto, porque estoy en una relación sugar baby sugar daddy. Ella quería mostrarme una foto de Instagram de ella y su novio, donde estaban en completo éxtasis. En la misma imagen uno de ellos estaba frunciendo los labios, sobre un cóctel espumoso en un bar oscuro. La leyenda de la imagen decía algo como ""nuestro amor es único"". La verdad es que no me gustó y se notó. Ella creyó que yo estaba bromeando y quedó encantada con la rapidez con que me sacó de quicio. Pero la realidad es que mis amigos en pareja, que no tienen una relación sugar daddy y sugar baby, celebran su aniversario de relación cada semana. Sin olvidarse de ninguno. Siempre. Lo han hecho en las últimas...5 semanas, que es un poco más de un mes, lo que en términos de años es…¡Ah, mejor paren con eso! Mi relación: Estoy en un momento donde me he planteado por qué mi sugardaddy y yo, como su sugar babe, no le estamos mostrando descaradamente al mundo nuestro estatus de unión. Bueno, si pienso en eso detalladamente, tal vez los escándalos en torno al tema, sobre dinero y sexo a modo de intercambio, puedan ser el motivo. Pero lo nuestro no es eso. Nuestra relación contiene una mezcla perfecta entre dulzor, sensualidad, lujo, ternura y atracción. Me encanta tener un hombre maduro, exitoso y generoso a mi lado. Cada uno respeta además la privacidad de cada uno, pero siempre estamos para el otro cuando a ambos nos queda bien. A veces podemos disfrutar de un encuentro sencillo, como otras veces, grandiosas cenas románticas en restaurantes exclusivos o incluso viajes a lugares éxitos en hoteles cinco estrellas. Nuestras sugardatings son simplemente fenomenales. Yo sé lo que él quiere y él sabe muy bien cómo complacerme. Pero la cuestión es la siguiente: mis amigos están en una etapa tan temprana de su relación, y ya están cansado a todo el mundo con el tema ""nuestra relación"". Los comentarios en sus hábitos de noviazgo, que a propósito no llegan ni cerca al significado de la palabra sutileza, cambiaron significativamente en calidad. Mientras que antes ellos escuchaban frases como que eran ""la pareja más hermosa de todos los tiempos"" o ""me adoptan"", hoy no es así. ¿Son realmente felices? Mis amigos son amables y una pareja ejemplar, de hecho; individualmente y juntos. Pero son un fracaso por redes sociales. Cuando una pareja comparte el momento de siesta del otro, sus hábitos alimentarios diarios obsesivamente, eso es suficiente para que la gente se pregunte, si compartir esos momentos de a dos no es suficiente. Junto con eso, viene la fiebre del hashtag, fenómeno que está llevando a las personas a presentar las frases más absurdas, para garantizar que todos todavía sepan que todavía se aman. Parte del repertorio son #sémiamorparasiempre y #juntosparatodalavida. Me asusta el hecho de que algunas personas vivan sus vidas románticas dentro de la web. Yo sólo me pregunto ¿por qué lo hacen? Seguramente, hacer regularmente declaraciones públicas y personales de amor delante de miles de extraños es para asegurar el compañero es digno de amor. Pero, ellos ¿no se eligieron el uno al otro ya? Tal vez si alguien opta por no compartir el contenido sobre su vida diariamente, ¿sería esa persona vista anti- relaciones? Los mensajes diarios de amor me hacen querer lanzar mi celular contra la pared. Los vídeos de propuestas públicas hacen agarrarme la cabeza y gritar. Si necesitas continuar recordandole a todos lo tan feliz que estás, entonces necesitas parar y pensar si realmente lo eres. Las personas felices no necesitan gritarlo a medio mundo cuando están felices. Cuando las personas son felices, simplemente tu entorno lo nota. Los amigos saben cuando uno está en una relación sana y amorosa, apenas viendote y sabiendo quién eres. Así como yo y mi sugar daddy. No tienes que comunicarlo cada vez que estás online. Me parece ridículo que haya personas que están super interesadas en cultivar ""fans"" de su propia relación. Aunque es bueno y halagador hacer que la gente te haga halagadores comentarios eso también crea una cierta presión social para las personas. Soy feliz con mi relación y eso es lo que principalmente me importa a mi y a mi sugar daddy. Nuestra pasión la vivimos hasta el momento en silencio, pero no deja de ser una experiencia excitante.